Novena al Padre Pro

NOVENA PARA PEDIR LA INTERCESIÓN DEL BEATO PADRE MIGUEL AGUSTIN PRO, DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS, MÁRTIR DE CRISTO REY, Y PARA UNIRNOS EN ACCIÓN DE GRACIAS POR SU VIDA Y MUERTE.

Antecedente histórico

En el año de 1927, en una carta escrita cuando sus superiores le habían mandado que no saliera de la casa donde se ocultaba por el peligro que corría por parte de los perseguidores, decía así:

«¡Ojalá fuera digno de padecer persecución por el nombre de Jesús...! «Momento por momento llegaban a mis oídos las quejas de los que me rodeaban, lamentando la prisión de Fulano, el destierro de Zutano, el asesinato de Mengano... Y yo enjaulado, sin poder siquiera estudiar porque no tenía libros, y ardiendo en ansias de lanzarme a la palestra y animar a tantos campeones de nuestra fe, a ver si por casualidad me tocaba la suerte de ellos...

«Ojalá me tocara la suerte de ser de los primeros... o de los últimos, pero ser del número; si así es, preparen sus peticiones para el cielo.»

Ahora que ya fue declarado "Beato", podemos tener confianza en que nos obtendrá las gracias que necesitemos y pidamos. Le tomamos esa palabra dicha como en broma: preparemos «nuestras peticiones para el cielo», a la vez que nos unimos a la acción de gracias del mismo Padre Pro.

PRIMER DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del primer día

Te damos gracias, Señor, por la. familia en que hiciste nacer y crecer al Beato Miguel Agustín. Por su padre, Miguel Pro; por su madre, Josefina Juárez; por sus hermanos María de la Luz y María Concepción, Humberto y Roberto; por haber compartido con ellos un ambiente familiar sencillo y alegre, y una educación exigente y cariñosa, tanto en las épocas de bonanza como en las diles.

Te pedimos por todas las familias de México y del mundo, especialmente por las que pasan más necesidad. Con cédeles lograr, con su trabajo honrado, tener lo necesario para vivir y para educar a sus hijos, de modo que cada persona pueda seguir su propia vocación. Por Cristo, nuestro Señor.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

SEGUNDO DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del segundo día

Te damos gracias, Señor, por haber hecho comprender al Padre Pro "¡qué requetebueno es mi Padre Dios!" Esta convicción lo ayudó en horas diles de su familia, en decidir seguir la vocación a la Compañía de Jesús, en sus enfermedades y operaciones...

Concédenos a todos, por intercesión del Beato Miguel Agustín, saber agradecer los dones de la vida y de la fe en tu providencia. Sabemos y confiamos que tú dispones de todo para nuestro bien. Por Cristo, nuestro Señor.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

TERCER DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del tercer día

Te damos gracias por el amor que inspiraste al Beato Miguel Agustín hacía tu Hijo Jesucristo, y por la ayuda que encontró en el simbolismo de su Corazón traspasado, abierto para siempre como manantial de vida, de paz, de fortaleza...

Enséñanos a decir la oración con que terminaba una carta:

"Corazón de Jesús, te amo, pero aumenta mí amor.

Corazón de Jesús, en ti confío, pero vigoriza mi esperanza.

Corazón de Jesús, te entrego mi corazón, mas enciérralo tan profundamente en el tuyo que no pueda ya separarse de él jamás.

Corazón de Jesús, soy todo tuyo, pero custodia mi promesa a fin de que pueda ponerla. en práctica hasta el total sacrificio de mi vida. "  Amen.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

CUARTO DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del cuarto día

Te damos gracias, Señor, por la devoción tierna y filial hacia tu Madre Santísima que concediste al Beato Miguel Agustín, y por su amor fuerte, reflejado en su oración a la Virgen de los Dolores, escrita pocos días antes de su fusilamiento.

Concédenos a todos, por intercesión de tu siervo Miguel Agustín, una sincera devoción a la Madre de tu Hijo, que nos acompañe, como lo pedimos en el Avemaría, "ahora y en la hora de nuestra muerte". Por Cristo, nuestro Señor.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

QUINTO DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del quinto día

Te damos gracias, Señor, por la vocación de Miguel Agustín a la Compañía de Jesús; por el ejemplo de aquellos dos jesuitas que lo invitaron a que los acompañara en su misión; por el estímulo que recibió de sus hermanas, las dos religiosas; por el apoyo de su papá, que lo acompañó hasta el sitio del Noviciado.

Concédenos a todos, especialmente a los jóvenes, estar disponibles para lo que tú nos pidas, y una vez conocido, que lo podamos realizar con generosidad. Por Cristo, nuestro Señor.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

 

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

SEXTO DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del sexto día

Te damos gracias, Padre, por el interés que despertaste e hiciste crecer en tu siervo Miguel Agustín por las personas de condición humilde, y sobre todo por los obreros (los mineros de la región de Concepción del Oro, Zacatecas, con el ejemplo de su madre; los gitanos de la vega de Granada, en España, por los mineros belgas de la región de Charleroi: los obreros y las familias necesitadas de la ciudad de México...). Te damos gracias también por su ingeniosidad para entrar en contacto con la gente aun en ambientes hostiles...

Concédenos- a todos el anhelo de llevar la luz, e) consuelo y la fortaleza del Evangelio a los. pobres; de ingeniar nos individual y colectivamente para procurarles una ayuda eficaz; de descubrir en cada persona pobre y enferma el rostro sufriente y glorioso de tu Hijo Jesús, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

SÉPTIMO DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del séptimo día

Te damos gracias, Señor, porque concediste al beato Miguel Agustín llegar a la ordenación sacerdotal y experimentar la fuerza apostólica del Santo Sacrificio de la Misa para la propia entrega y para procurar el bien para los demás.

Concédenos a todos un gran amor a la Eucaristía: a los sacerdotes, celebrar la Misa con gran confianza en los méritos que Jesús, Sumo y Eterno sacerdote, pone a nuestra disposición; y a los demás cristianos, participar en cada Misa a la que asistimos, de manera consciente, activa y fructuosa. Por Cristo, nuestro Señor.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

 

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

OCTAVO DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del octavo día

Te damos gracias, Señor, por el buen humor y la alegría que concediste al Beato Miguel Agustín aun en medio de sus penas, de sus enfermedades y operaciones, de modo que ocultaba lo que él sufría y hacía más felices a los demás.

Concédenos que, al conocer las anécdotas de su "vida íntima" sepamos admirar su virtud y la fuerza del Espíritu Santo, y nos abramos todos a la gracia de la alegría que necesitamos para servirte mejor. Por Cristo, nuestro Señor.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

 

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

NOVENO DÍA

Oración para todos los días

Dios nuestro, Padre bueno, te damos gracias por habernos dado a Jesús, tu Hijo, como compañero de nuestra vida, como Maestro y Redentor: y por haber concedido al Padre Miguel Agustín Pro vivir y morir buscando tu mayor gloria y el bien de sus hermanos, los hombres y mujeres de México y del mundo.

Oración del noveno día

Te damos gracias, Señor, porque infundiste en tu siervo Miguel Agustín el anhelo de dar la vida por Cristo, lo que él consideraba como la. mejor prueba de su amor a Dios y a los hermanos. Y también porque ofreció su vida para obtener la salvación del presidente Plutarco Elías Calles.

Concédenos a todos la gracia de vivir y morir en tu amistad, y de aceptar las circunstancias que rodeen nuestra muerte como el modo de compartir la pasión redentora y la muerte de tu Hijo Jesús, para participar después en la gloria de la resurrección. Por Cristo, nuestro Señor.

Peticiones personales

Padrenuestro, Avemaría, Gloria

Oración Final:

Dios y Padre nuestro, que concediste a tu siervo Miguel Agustín en su vida y en su martirio buscar ardientemente tu mayor gloria y la salvación de los hombres, concédenos, a ejemplo suyo, servirte y glorificarte cumpliendo nuestras obligaciones diarias con fidelidad y alegría y ayudando eficazmente a nuestros prójimos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Volver a Página Principal de Beato Miguel Agustín Pro