MARÍA "LA REINA MADRE"

En la salve invocamos a María con el doble título de Reina y Madre. La realeza de María no es un episodio distinto de la Asunción gloriosa y plena glorificación con Cristo. La función que María ejerce en el cielo tiene un paralelo bíblico.

En la dinastía davídica, la "Reina Esposa" no era un cargo oficial. En cambio, sí era cargo oficial el de "Reina Madre" del Rey. Lo vemos en el libro primero de los Reyes (iRe 1,15; 2, 18). Betsabé, siendo sólo esposa del Rey, se postra ante David.

En cambio, una vez muerto David, al acercarse a su Hijo Salomón, éste se levanta, se postra ante ella y le pone un trono a su derecha como Reina Madre. La Reina Madre no gobierna, pero intercede, suplica, expone los problemas ante el Rey.

María es la Reina Madre del único Rey que gobierna la Iglesia y el mundo. Es la Reina Madre que intercedió en Caná para la realización del primer milagro y ahora intercede en favor de todos sus hijos.

Pío XII proclamó a María Reina. Pablo VI, Madre de la Iglesia, y Juan Pablo II le da los dos títulos en la encíclica Madre del Redentor.

Misal  mensual  Agosto 2005